¿Cómo jugar póker Texas Hold’em? III

playing card suit symbol in shiny luxury style

En nuestra última parte de la serie de cómo jugar póker Texas Hold’em te explicaremos las probabilidades de ganar, así como las estrategias que puedes tomar para sacar el máximo provecho del dinero que tienes a tu disposición.

Probabilidades al jugar póker Texas Hold’em

Ten en cuenta que este juego de mesa se suele jugar con 2 barajas de póker. Las cuales van desde el As hasta la K (el rey), con el siguiente orden: A, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, J, Q, K. Cada baraja posee cuatro pintas: Picas, trébol, diamantes y corazones. Esto significa que estadísticamente en 1 baraja hay 4 de cada número y letra. En el póker el joker o comodín no tiene cabida.

Teniendo en cuenta esta información es posible establecer qué probabilidades hay que salga la carta o la combinación que estás esperando. Lleva algo de memorización y de matemáticas, pero una vez lo dominas no hay nada que te detenga de elevar tu porcentaje de victorias.

Una excelente forma de practicar con las probabilidades es entrar a un casino social, en donde el dinero que se usa es ficticio. Este tipo de casinos te permite jugar con otras personas e identificar sus estrategias.

Estrategias del Texas Hold’em

Estas son algunas de las estrategias al jugar póker Texas Hold’em. Unas más arriesgadas que otras, pero ninguna falla a la hora de ganar en una mesa.

  • Cash Game: Es una estrategia donde el jugador busca una mesa de 5 personas y su estilo de juego es tight-agressive, es decir, agresivo pero estrecho o cuidadoso. Solo deberás apostar en esas manos en las que tengas dos cartas iniciales buenas y cuya puesta en escena tiene una buena cantidad de dinero. No debes dejar tu tight-agressive incluso cuando estés ganando. Tampoco te conviertas en un jugador tan agresivo que juegue todas las manos porque sí y termine perdiendo dinero.
  • Slow-Play: El Slow-play es una estrategia donde jugarás lento, con apuestas recatadas, como queriéndoles decir a tus contrincantes “Hey, no tengo nada” cuando lo más probable es que tengas una mano ganadora. Es al final cuando ves que todos están confiados, que aumentas a una cifra grande o incluso ridículo. Algunos huirán por el miedo y otros serán más agresivos, pero lo bueno de esta estrategia es que nunca te deja sin ganancias.
  • Tilt: Siempre hay un jugador inexperto en una mesa al jugar póker Texas Hold’em y aunque esto suena cruel, debes aprovecharte de él. Estos jugadores suelen apostar sin tener en cuenta las cartas del resto. Deja que entre en las apuestas, has pequeñas movidas para que se sienta en confianza, y cuando salga “The river” o la última carta, apuesta todo. Su estrés e inexperiencia puede hacer que caiga en la trampa.

¿Conoces otra estrategia que te haya hecho ganar muchísimo al jugar póker Texas Hold’em? ¡Compártela con nosotros!

Tagged With :

Leave a Comment