La Martingala: Una estrategia infalible en la ruleta

La Martingala es una estrategia o sistema de apuestas para la ruleta creada por el John Henry Martingale, de allí el nombre de ella, que tenía varios casinos en su haber. La idea de John era generar una táctica para que los clientes fueran más a sus casinos a perder más dinero, sin embargo lo que ocurrió fue totalmente lo contrario. La martingala se convirtió en una estrategia que generó y sigue generando ganancias a los jugadores de este juego de mesa.

Veamos a continuación de qué se trata.

¿Cómo funciona la martingala?

Déjanos explicarte con un ejemplo. Imagina que entras al casino en línea Betsson para disfrutar de unas tiradas en la ruleta. Escoges tu favorita y comienzas a apostar. La regla de la martingala indica que debes apostar una cantidad de dinero que sea igual a las pérdidas que has tenido. Eso significa que si apuestas 10 euros al rojo en tu primera tirada y lamentablemente sale una negra, pues la próxima mano has de apostar 10 más, la cifra justa que has perdido anteriormente.

Vale hasta aquí todo bien, pero ¿Qué pasa si pierdo de nuevo? Bueno vas a ir escalando la cantidad de dinero hasta que ganes. Por ejemplo, si has perdido 10 + 10 y luego 10 más, tu próxima apuesta debe ser de 30. Lo que ocurre con esta estrategia es que al ganar recuperas todo lo que perdiste hasta el momento. La idea que su creador tenía era que un jugador iba a apostar tanto que perdería una y otra y otra vez hasta frustrarse o quedarse sin dinero. Por supuesto, es necesario tener cuidado con este sistema porque sí puede resultar en grandes pérdidas si el jugador no posee autocontrol.

Otras estrategias derivadas

Algunos jugadores expertos de la ruleta decidieron darle un pequeño giro a dicho sistema de apuestas. En vez de apostar justo lo que se perdió, apostarían un porcentaje más para que, al obtener una mano ganadora, se recuperara el monto perdido y se obtuviera ligeramente más.

¿Funciona la Martingala?

En periodos cortos de apuesta es una excelente estrategia, sin embargo, si aspiras a jugar por un tiempo mayor y con grandes sumas es mejor que no lo apliques. Ya que al ir apostando, perdiendo, perdiendo y perdiendo más, existe una alta probabilidad de que te quedes sin dinero mucho antes de lo pensado. Recuerda que un buen apostador debe tener autocontrol y reconocer cuándo es mejor retirarse para irse con algo de dinero.

Tagged With :

Leave a Comment